5 jogos eletrônicos

Dolor en la boca del estómago: 12 causas y qué hacer

Actualizado en septiembre 2023

El dolor en la boca del estómago puede ser debido a alguna alteración en el estómago, esófago o en el inicio del intestino, por reflujo, gastritis o indigestión, pudiendo estar asociado a otros síntomas como acidez, mareos, vómitos, gases, distensión abdominal o diarrea, por ejemplo.

El dolor epigástrico o epigastralgia, como también se le conoce a este tipo de dolor, surge en la parte superior del abdomen inmediatamente debajo del tórax, región que corresponde al lugar donde se inicia el estómago y que puede indicar enfermedades como gastritis, esofagitis o situaciones. más graves como apendicitis o infarto.

Por ello, es importante, que cuando este dolor aparezca y sea de intensidad fuerte, no mejore al cabo de una horas o esté acompañado de otros síntomas como falta de aire, mareos, sensación de opresión en el pecho o desmayos, se debe acudir al servicio de urgencias para una uación médica e iniciar el tratamiento adecuado.

Imagem ilustrativa número 1

Qué puede causar dolor en la boca de estómago

Para averiguar qué podría estar causando el dolor en la boca del estómago, responda las siguientes preguntas:

AA1
¿Cómo es tu tipo de dolor?

Esta herramienta solo debe usarse para tratar de identificar la posible causa de su dolor en la boca del estómago y no debe sustituir la consulta con el médico, que es el profesional capaz de confirmar el diagnóstico e indicar el tratamiento adecuado.

Por qué duele la boca del estómago

Las principales causas de dolor en la boca del estómago son:

1. Gastritis

La gastritis es la inflamación de la mucosa que reviste la parte interna del estómago, la cual suele provocar dolor en la boca del estómago, que varía de intensidad pudiendo ser leve, moderado e inclusive intenso causando una sensación de ardor o de opresión que surge especialmente después de comer.

Además del dolor, la gastritis provoca otros síntomas como náuseas, sensación de llenura después de comer, eructos y exceso de gases. Esta enfermedad puede desencadenarse por llevar una alimentación poco equilibrada por el consumo en exceso de frituras, cafeína o alcohol; por estrés; por el uso de medicamentos que atacan la mucosa del estómago como los antiinflamatorios; por una infección como la que provoca la bacteria Helicobacter Pylori o por una gastroenteritis viral o bacteriana.

Qué hacer: el tratamiento es indicado por el médico general o gastroenterólogo, los cuales pueden orientar el uso de medicamentos como el omeprazol para disminuir la acidez estomacal. En caso de infección por H. Pylori también pueden prescribirse antibióticos como claritromicina y amoxicilina, por ejemplo. Son importantes también los cambios en los hábitos alimenticios como bebidas alcohólicas, comidas picantes o muy condimentadas.

Vea en el vídeo a continuación algunas indicaciones dadas por la nutricionista Tatiana Zanin sobre la alimentación en la gastritis:

youtube image - Dieta para la gastritis- qué comer

2. Gastroenteritis

La gastroenteritis es una afección que ocurre cuando el estómago y el intestino se inflaman debido a una infección por virus, parásitos o bacterias, ocasionando síntomas como dolor de estómago, náuseas y diarrea.

La mayoría de las veces, la gastroenteritis ocurre al comer alimentos en mal estado o contaminados y los síntomas suelen aparecer poco después de su ingestión o en un período de hasta 24 horas. 

Qué hacer: en estos casos se recomienda acudir a un gastroenterólogo para que úe los síntomas presentes e indique el tratamiento más adecuado, el cual suele incluir que la persona se mantenga de reposo, beba abundantes líquidos y realice una alimentación de fácil digestión. Vea cómo debe ser el tratamiento de la gastroenteritis. 

3. Úlcera perforada

Además de la gastritis, otro problema estomacal muy común que puede causar dolor en el centro del pecho o en la boca del estómago es la úlcera gástrica o intestinal perforada. Por lo general, la úlcera es consecuencia de una gastritis que no fue tratada correctamente y causó el surgimiento de una lesión en el revestimiento del estómago.

La úlcera causa un dolor punzante que puede irradiarse a la espalda y el pecho, además de otros síntomas como náuseas frecuentes, sensación de pesadez en el estómago y vómitos, los cuales incluso pueden contener pequeñas cantidades de sangre.

Qué hacer: es indispensable consultar un gastroenterólogo o acudir al servicio de urgencias siempre que se sospeche de una úlcera gástrica o duodenal perforada, ya que requiere de tratamiento médico inmediato.

4. Esofagitis

La esofagitis es la inflamación del tejido del esófago, generalmente es provocado por el reflujo gastroesofágico o por una hernia hiatal. Esta enfermedad suele provocar dolor en la boca del estómago y ardor en la región del tórax que empeora después de las comidas y con ciertos tipos de alimentos como la cafeína, el alcohol y las frituras. Además, el dolor es más frecuente en la noche y no mejora con el reposo. Vea más sobre la hernia hiatal.

Qué hacer: el tratamiento es recomendado por el gastroenterólogo e incluye el uso de medicamentos para disminuir la acidez estomacal como famotidina u omeprazol, por ejemplo, además de cambios en el estilo de vida como evitar fumar y consumir bebidas alcohólicas, alimentos ricos en grasa, azúcares, comida rápida o congelada. En algunos casos, la cirugía puede ser recomendada para evitar el retorno alimenticio y mejorar los síntomas. Conozca más sobre el tratamiento de la esofagitis.

5. Mala digestión

Comer en exceso o ingerir alimentos que el organismo no tolera bien, que estén contaminados con microorganismos o que contengan lactosa, por ejemplo, pueden provocar una digestión difícil con irritación de la mucosa del estómago, producción excesiva de gases, reflujo y aumento de la motilidad intestinal.

El resultado de esto es dolor, que puede surgir en la boca del estómago o en cualquier otro sitio del abdomen, pudiendo estar acompañada de gases, diarrea o estreñimiento.

Qué hacer: en estos casos, el dolor suele pasar al cabo de unas horas, por lo que se recomienda tomar medicamentos para aliviar el malestar como antiácidos y analgésicos, tale como Gaviscon y Melox plus, beber bastantes líquidos y comer alimentos leves. También puede optarse por remedios caseros como el té de boldo y el de anís. Además de consumir alimentos que no irriten el estómago, como gelatinas y galletas sin relleno, por ejemplo.

6. Piedras en la vesícula

La presencia de piedras en la vesícula puede provocar dolor abdominal tipo cólico, que a pesar de que la mayoría de las veces surge en la parte superior derecha del abdomen, también se puede irradiar hacia la boca del estómago y hacia la espalda, estando asociado a síntomas como mareos y vómitos.

Marque los síntomas que presenta a continuación y conozca si pueden ser a causa de piedras en la vesícula:

  1. 1. Dolor fuerte del lado derecho de la barriga hasta 1 hora después de comer.
  2. 2. Fiebre por encima de los 38º C
  3. 3. Color amarillento en los ojos y en la piel.
  4. 4. Diarrea constante.
  5. 5. Mareos o vómitos, especialmente después de realizar las comidas.
  6. 6. Pérdida del apetito.

Qué hacer: el gastroenterólogo podrá indicar el uso de medicamentos para disolver las piedras y aliviar los síntomas como el ácido ursodesoxicólico, además de analgésicos y antieméticos para aliviar las molestias y el dolor. Algunas técnicas indicadas son las ondas de choque y en casos más graves, la extracción de la vesícula mediante cirugía. También es importante el cambio en los hábitos de vida como evitar embutidos, comida grasosa y carnes rojas, por ejemplo. Conozca más sobre cómo se realiza el tratamiento.

7. Pancreatitis aguda

La pancreatitis es la inflamación del páncreas, un órgano localizado en el centro del abdomen que tiene como función primordial la digestión de los alimentos y la producción de hormonas. En este caso, el dolor surge casi siempre de forma repentina y muy intenso, pudiéndose irradiar hacia la parte superior del abdomen. El dolor puede incluso estar asociado a vómitos, distensión abdominal y estreñimiento.

Qué hacer: ​​​​la pancreatitis aguda es una urgencia médica y su tratamiento debe iniciarse lo más rápido posible, evitando que la enfermedad se agrave y provoque una inflamación generalizada en el organismo. Las primeras medidas incluyen mantener a la persona en ayunas, hidratación en vía intravenosa y el uso de analgésicos. En caso de que sea identificada una infección el médico podría indicar antibióticos como ciprofloxacino, ofloxacino o vancomicina, por ejemplo. En casos graves puede indicarse la realización de una cirugía.

8. Infarto cardíaco

El dolor en la boca del estómago puede surgir debido a una alteración cardíaca como un infarto al miocardio, al contrario del típico dolor en el pecho. A pesar de que no es común, el dolor en el estómago debido a un infarto suele ser tipo ardor u opresión y está asociado a otros síntomas como náuseas, vómitos, sudoración fría o falta de aire.

Suele sospecharse de alteraciones cardíacas en personas que ya tienen un factor de riesgo de infarto como los ancianos, obesos, diabéticos, hipertensos, fumadores o personas que presentan enfermedades del corazón.

Qué hacer: en caso se sospeche de infarto es necesario acudir de inmediato a la emergencia hospitalaria, donde el médico realizará las primeras uaciones para identificar la causa del dolor a través de la realización de un electrocardiograma y la solicitación de la medición de troponina cardíacas, por ejemplo, iniciando el tratamiento más apropiado. Vea cómo identificar los principales síntomas de infarto y cómo tratar.

9. Apendicitis

Generalmente, el dolor de apendicitis puede iniciar en la boca del estómago o alrededor del ombligo, para posteriormente moverse a la zona de la ingle derecha, donde la intensidad del dolor aumenta. Conozca qué otros síntomas puede causar la apendicitis.

Por lo general, la apendicitis se produce debido a la entrada de heces en el apéndice y al desarrollo excesivo de bacterias, situación que puede producirse en cualquier momento de la vida.

Qué hacer: es importante acudir al servicio de urgencias siempre que haya síntomas sugestivos de apendicitis, para que se diagnostique y trate inmediatamente, siendo normalmente con cirugía para remover el apéndice. 

10. Pericarditis

La pericarditis es una inflamación de la membrana que recubre el corazón que causa dolor muy intenso en el pecho o en la boca del estómago, similar a un infarto. Por lo general, las causas de la pericarditis incluyen infecciones, como neumonía y tuberculosis; enfermedades reumáticas, como lupus y artritis reumatoide, o radioterapia en el tórax.

Qué hacer: el tratamiento de la pericarditis debe ser orientado por un cardiólogo y suele uarse según el tipo de pericarditis y su causa, siendo generalmente con analgésicos, antipiréticos, antiinflamatorios no esteroideos, antibióticos, diuréticos o corticosteroides, por ejemplo.

11. Exceso de gases

La presencia de gases en el estómago es una situación incómoda que suele ocurrir cuando la persona traga mucho aire, lo que puede ser producto de una comida muy copiosa o de hablar mientras come. Además, el consumo de refrescos y alimentos que provocan gases, como los huevos, la coliflor o la cebolla, y también pueden provocar que se acumulen gases en el estómago.

Qué hacer: el exceso de gases se elimina mediante flatulencias o eructos, con alivio inmediato de los síntomas. Es posible prevenir el dolor de estómago si se evita masticar chicle, se come despacio y no se habla demasiado durante las comidas.

Si el dolor de estómago no mejora, se recomienda consultar al gastroenterólogo.

12. Diverticulitis

La diverticulitis es una afección intestinal caracterizada por la inflamación y/o infección del divertículo, que es un pequeño saco presente en la pared intestinal. Aunque los divertículos y cualquier inflamación asociada generalmente se observan en la parte baja del intestino, el divertículo podría inflamarse más en la parte superior del mismo y ocasionar dolor en el estómago, siendo esta una situación menos común.

Otros síntomas comunes de la diverticulitis son náuseas, vómitos, fiebre y sangre en las heces. Conozca los síntomas de la diverticulitis.

Qué hacer: el tratamiento de la diverticulitis debe ser orientado por el gastroenterólogo, pudiendo variar según la intensidad de los síntomas y la causa de la inflamación. Por esto, puede estar indicado el uso de analgésicos y/o antiinflamatorios para aliviar los síntomas, así como antibióticos, como ciprofloxacino y metronidazol, para tratar o prevenir la infección.

5 jogos eletrônicos Mapa do site