gratis via de bet

Picazón en el cuerpo: 9 causas y qué hacer

Actualizado en febrero 2023

La picazón en el cuerpo es causada principalmente por una reacción alérgica o resequedad de la piel. No obstante, la picazón también puede estar relacionada con enfermedades dermatológicas, infecciosas, metabólicas o incluso psicológicas, como dermatitis, micosis, psoriasis, dengue, zika, diabetes o ansiedad, por ejemplo.

Dependiendo de su causa, la comezón puede presentarse sola o puede estar acompañada de otros síntomas como enrojecimiento, nódulos, manchas, ampollas o heridas en la piel, los cuales pueden ser originados por una enfermedad o por el acto frecuente de rascarse.

Cuando se tiene comezón en la piel, es importante acudir al dermatólogo o médico general, de manera que realice una uación que permita diagnosticar cuál es la causa e indicar el tratamiento más adecuado, el cual puede consistir en la toma de antialérgicos, el uso de cremas hidratantes o el uso de pomadas antiinflamatorias, por ejemplo.

Imagem ilustrativa número 1

Qué puede causar picazón en el cuerpo

Para averiguar la posible causa de su picazón en el cuerpo, responda las siguientes preguntas:

AB1
Además de la picazón, ¿también presenta manchas rojas, grises o moradas en la piel?

Esta herramienta es solo una guía para tratar de identificar la posible causa de la picazón en el cuerpo. Por tanto, no debe sustituir la consulta con el médico, que es el único profesional capaz de confirmar el diagnóstico y recomendar el tratamiento adecuado.

Principales causas

Las principales causas de picazón en el cuerpo son:

1. Reacciones alérgicas

Cualquier tipo de irritación en la piel puede causar comezón, siendo muy común que ocurra por una alergia. Alguna de las causas más comunes incluyen:

  • Calor o sudor excesivo;
  • Picadura de insecto;
  • Tejidos, sobretodo sintéticos;
  • Cosméticos como jabones, cremas y champú, o productos de limpieza;
  • Pelos de animales o plantas;
  • Alimentos;
  • Reacción alérgica a medicamentos;
  • Polvo o ácaros de ropa, libros y tapizados.

La alergia puede surgir en una situación aislada o puede aparecer frecuentemente en personas que tienden a tener alergias, y los episodios pueden ser leves o graves, pudiendo ser necesario el tratamiento con un dermatólogo.

Qué hacer: es necesario alejarse o evitar el contacto con la sustancia que causa alergia. En algunos casos, puede ser necesario el uso de medicamentos antialérgicos como dexclorfeniramina, loratadina o hidroxicina, o pomadas con corticosteroides. Conoce más sobre cómo identificar y tratar la alergia en la piel.

2. Resequedad de la piel

La piel reseca, situación conocida como xerosis cutánea, es causada principalmente por el uso excesivo de jabones o por baños muy calientes y prolongados, lo que genera una picazón constante debido a la irritación y descamación de la piel.

Otras causas de esta resequedad de la piel pueden ser el uso de ciertos medicamentos como, por ejemplo, aquellos que se utilizan para bajar el colesterol, los que contienen opioides o los diuréticos; además de situaciones como deshidratación, vivir en regiones frías y con baja humedad e incluso ciertas enfermedades que pueden causar alteraciones en la queratinización de la piel. Vea más detalles sobre los tipos de dermatitis.

Qué hacer: el tratamiento implica el uso de cremas hidratantes que contengan ceramida, ácido glicólico, vitamina E o urea. Para aliviar los síntomas de forma más inmediata, también puede ser necesario el uso de medicamentos antialérgicos como loratadina o dexclorfeniramina. Vea una excelente crema hidratante para la piel seca.

3. Dermatitis

La dermatitis es una enfermedad inflamatoria de la piel, generalmente de causa genética o autoinmune, en la que hay un proceso alérgico crónico que causa comezón constante e intensa, y puede estar acompañada de otras alteraciones en la piel.

Algunas de las formas más comunes de dermatitis incluyen:

  • Dermatitis atópica: más común en los pliegues, acompañada de enrojecimiento, descamación o hinchazón en la piel;
  • Dermatitis seborreica: causa enrojecimiento o descamación de la piel, especialmente en el cuero cabelludo, siendo conocida como caspa;
  • Dermatitis de contacto: provoca picazón intensa acompañada de ampollas y enrojecimiento en zonas de la piel que estuvieron en contacto directo con una sustancia irritante como un cosmético o por el uso de bisutería;
  • Dermatitis herpetiforme: es una reacción inflamatoria que forma pequeñas ampollas en la piel que pican, semejantes a las lesiones provocadas por el herpes, siendo más común en personas portadoras de enfermedad celíaca;
  • Psoriasis: es una enfermedad crónica de la piel que causa inflamación e hiperproliferación de las células de la capa más superficial, provocando lesiones descamativas.

Otros ejemplos más raros de alteraciones de la piel que causan picazón son la dermatitis numular, además de otras enfermedades dermatológicas como penfigoide ampolloso, micosis fungoide y liquen plano.

Qué hacer: la persona portadora de una dermatitis debe ser acompañada por el dermatólogo, que uará las características de las lesiones y orientará los tratamientos según cada caso, los cuales pueden incluir cremas hidratantes a base de urea, corticosteroides o antialérgicos.

4. Infecciones de la piel

Las enfermedades infecciosas que afectan a la piel causadas por hongos, bacterias o parásitos, suelen causar lesiones y reacciones inflamatorias, lo que provoca picazón. Algunas de las infecciones más comunes son:

  • Micosis de la piel: que se caracteriza por la presencia de lesiones arrugadas, rojizas o blanquecinas en la piel causadas por algunos tipos de hongo, y algunos ejemplos son tiña, onicomicosis, intertrigo y pitiriasis versicolor;
  • Candidiasis cutánea: infección por el hongo Candida albicans, que causa lesiones enrojecidas y húmedas, más comunes en los pliegues del cuerpo como debajo de los senos, ingle, axilas, uñas o entre los dedos principalmente; sin embargo, puede surgir en cualquier otra región del cuerpo;
  • Escabiosis: también conocida como sarna, esta enfermedad es causada por el ácaro Sarcoptes scabiei, que causa una picazón intensa y nódulos rojizos, siendo una enfermedad bastante contagiosa;
  • Herpes: la infección por el virus del herpes causa enrojecimiento y pequeñas ampollas que pueden generar picazón o ser dolorosas, siendo comunes en los labios y en la región genital;
  • Impétigo: infección en la piel causada por bacterias que generan pequeñas heridas que contienen pus y forman costras.

Estas infecciones pueden ser transmitidas de una persona a otra, y suelen surgir cuando hay falta de higiene o cuando el sistema inmune está disminuido.

Qué hacer: el tratamiento debe ser orientado por el médico y realizado con medicamentos que generalmente incluyen pomadas para eliminar el microorganismo causante como, por ejemplo, antifúngicos como nistatina o ketoconazol, antibióticos como neomicina o gentamicina, soluciones de permetrina o ivermectina para la escabiosis, y antivirales como aciclovir para el herpes. La picazón también puede aliviarse con antialérgicos.

5. Enfermedades sistémicas

Existen diversas enfermedades que alcanzan el torrente sanguíneo y pueden presentar picazón en la piel como uno de los síntomas. Algunas enfermedades que pueden causar esta situación son:

  • Infecciones virales, como dengue, zika o varicela, o aquellas que causan alteraciones en la circulación y en la inmunidad, provocando comezón;
  • Enfermedades de las vías biliares, causadas por afecciones como, por ejemplo, Hepatitis B y C, cirrosis biliar primaria, carcinoma de los conductos biliares, cirrosis alcohólica y hepatitis autoinmune;
  • Insuficiencia renal crónica;
  • Neuropatías, causadas por diabetes, ACV o esclerosis múltiple;
  • Enfermedades endocrinas, como hipertiroidismo, diabetes o mastocitosis;
  • VIH, debido tanto a infecciones de la piel como a alteraciones inmunes que pueden surgir;
  • Enfermedades hematológicas, como anemia, policitemia vera o linfoma;
  • Cáncer.

Estas enfermedades pueden causar picazón con frecuencia e intensidad diferentes en cada persona.

Qué hacer: en estos casos, el médico indicará el tratamiento de la enfermedad principal, que puede estar causando el prurito. Mientras tanto, para controlar los síntomas, puede ser orientado el uso de medicamentos antialérgicos como hidroxicina para aliviar la incomodidad.

6. Enfermedades psicológicas

La picazón de origen psicológico, también llamada prurito psicógeno, es una de las causas en las que se puede sospechar cuando no se logra encontrar cuál es el origen de la comezón, incluso después de una investigación médica detallada con exámenes y uaciones físicas.

Este tipo de picazón puede surgir en personas que presentan enfermedades como depresión, trastorno bipolar, ansiedad, trastorno obsesivo-compulsivo, trastornos alimentarios, dependencia de drogas o trastornos de la personalidad, por ejemplo. Algunas veces, el síntoma es tan intenso que la persona puede vivir con lesiones en la piel causada por la comezón.

Qué hacer: en caso de confirmar que no se trata de una enfermedad dermatológica o sistémica, puede ser necesario el acompañamiento de un psiquiatra, que podrá indicar psicoterapia o tratar la enfermedad de base mediante el uso de ansiolíticos o antidepresivos, por ejemplo.

7. Lupus

El lupus es un tipo de enfermedad autoinmune que se caracteriza por la producción de anticuerpos en exceso, pudiendo ocasionar síntomas como irritación, enrojecimiento y comezón en la piel. En los casos más graves, esta enfermedad puede afectar los pulmones y provocar dolor en el pecho y falta de aire. 

Qué hacer: el lupus no tiene cura, pero los síntomas pueden controlarse a través del uso de pomadas y medicamentos con corticoides o inmunosupresores indicados por el reumatólogo. Vea cómo se realiza el tratamiento para el lupus. 

8. Problemas en el hígado y en la vesícula

Algunos problemas del hígado y la vesícula biliar provocan una reducción en la producción y el flujo de la bilis, que es un líquido producido en estos órganos, encargado de la absorción de las grasas, y esto puede ocurrir debido a la obstrucción de los conductos biliares y canales hepáticos.

De esta forma, con la acumulación de bilis en el cuerpo, los niveles de bilirrubina, que es un componente de la bilis, se elevan en el organismo y provocan síntomas como piel y ojos amarillentos y picor en la piel, que es más intenso por la noche y puede ser más fuerte en las plantas de los pies y las palmas de las manos.

La colestasis del embarazo es una enfermedad del hígado que puede surgir durante la gestación, la cual presenta estas características, pudiendo ser necesaria una resonancia magnética o una ecografía para confirmar el diagnóstico.

Qué hacer: una vez que se confirma el diagnóstico de la afección que causa el problema del hígado o la vesícula biliar, el médico puede recetar medicamentos para estimular la producción de ácidos biliares que ayuden a equilibrar los niveles de grasa en la bilis. En estos casos, también es importante evitar el consumo de alcohol y bebidas con cafeína, así como una dieta equilibrada y baja en grasas y azúcares simples.

9. COVID-19

A pesar de ser raro, la COVID-19 puede causar el surgimiento de lesiones rojas o moradas, parecidas a las de la urticaria, que ocasionan comezón en la piel, pudiendo surgir en diversas partes del cuerpo como piernas, brazos y manos. Estas lesiones se deben a una reacción del sistema inmunitario para combatir el virus SARS-CoV-2, demorando entre 5 a 14 días en desaparecer.

Qué hacer: es importante acudir a una consulta médica para uar las posibles causas de las lesiones e indicar el tratamiento más adecuado, el cual puede incluir el uso de antialérgicos, inmunosupresores y corticosteroides para el tratamiento de la urticaria, o paracetamol, para los casos de COVID-19, por ejemplo.

Qué puede causar comezón en el embarazo

Durante el embarazo, la gestante sufre alteraciones en su cuerpo y naturalmente su piel se torna más seca, lo que puede provocar comezón.

Además, existen algunos problemas de piel que pueden surgir o agravarse en este período, como el prurito gestacional, causado por alteración de las vías biliares, u otras dermatosis como urticarias, dermatosis papular o penfigoide gestacional, por ejemplo.

Por lo tanto, si la picazón es persistente y no se alivia con la hidratación o eliminando el uso de posibles productos o situaciones que puedan causar alergia, como nuevos cosméticos o productos de limpieza, se recomienda consultar al obstetra o dermatólogo, para uar las posibles causas e indicar el tratamiento correcto.

Vea en el siguiente video otras causas de comezón en el cuerpo y cómo se realiza el tratamiento:

youtube image - 6 causas de COMEZÓN y cómo tratar - con la Dra. Aline Bressan Dermatólogo
gratis via de bet Mapa do site